Bienvenido

Iniciar sesión
Imprimir

Oidio

Nombre vulgar:

"Oidio"

Nombre científico: Esta enfermedad es producida por especies de hongos pertenecientes a los géneros Oidium principalmente, Erysiphe, Microsphaera y Sphaerotheca.

Ubicación taxonómica: Hongos pertenecientes a la Familia Erysiphaceae

Difusión: Mundial.

Biología: Las esporas son diseminadas por corrientes de aire y salpicaduras de agua, iniciando las infecciones dando origen a un micelio que se desarrolla sobre hojas, flores, frutos, tallos y inflorescencias. Estos hongos son parásitos obligados, obteniendo su alimento mediante la penetración de haustorios en las células vegetales.

Signo: El micelio y esporas asexuales forman una cubierta superficial pulverulenta blanco- grisácea que cubre al hospedante.

Sintomas: Como requieren del hospedero para vivir, en general la presencia de estos hongos, no produce la muerte del vegetal pero disminuye su capacidad fotosintética, al destruir clorofila y producir un aumento de la respiración. En algunos hospederos pueden observarse áreas necróticas o doróticas en la cara superior de las hojas mientras el micelio se halla en la cara inferior de las hojas.

Hospederos: Algunos de estos hongos tienen un gran rango de hospederos mientras que otros pueden ser específicos a nivel de especie, género o familia. Son importantes los ataques en violeta africana, begonia, Clerodendron, Crisantemo, dalia, gerbera, Hydrangea, Impatiens, Euphorbia pulcherrima, Kalanchoe, Rhododendron sp, rosal, prímula, etc. También son perjudicadas especies frutales (manzano, peral y vid) y hortícolas (Curcubitáceas, Solanáceas, etc.).

Condiciones predisponentes: alta humedad relativa, aunque algunas especies tienen gran capacidad de desarrollarse en ambientes secos. La temperatura óptima es de 20°C. En invernáculos la enfermedad sobrevive en cultivos o en malezas.

Manejo y control: Como la mayoría de los oidios son favorecidos por alta humedad relativa, un incremento en el movimiento de aire alrededor de las plantas reduce la infección potencial. Se recomienda realizar podas (por ejemplo en rosales) para eliminar aquellos tallos que manifiestan síntomas de la enfermedad debiéndose enterrar o quemar el material extraído.

Tratamiento químico: pulverizar con FungoXAN o aplicar CapXAN F funguicida en cápsulas, repitiendo el tratamiento a los 10 días.

 

Autor: Ing. Agr. Silvina G. Bado. J.T.P. Cátedra de Zoología Agrícola.  FAUBA Copyright 2002 ® Punch Química S.A. La información contenida en este sitio puede ser publicitada y distribuida únicamente mencionando la fuente y el autor.

Buscar

Productos Relacionados